viernes, 18 de febrero de 2011

Yo vi Sabana Grande



Hoy será mi primera inmersión como observer del bulevar de Sabana Grande. Me han encargado una tarea despreciada por los productores seniors y toda la gente seria. Una cosa de pasantes que tiene todo el potencial para hacerme feliz: redescubrir el bulevar como quien vuelve al mar tras una ausencia demasiado prolongada en tierra firme.

En principio voy con un par de zapatos cómodos y casi ninguna idea preconcebida, excepto la de re-visitar un espacio que no me pertenece. Aparte de los carnavales y los zapatos Kickers de la niñez, Sabana Grande no tiene para mí el aliento bohemio y alcohólico de El Techo de la Ballena, La República del Este o el O`Gran Sol. Esas referencias se me escapan. ¡Ah! la ignorancia atrevida de la juventud.

Mi generación, más bien mis contemporáneos universitarios… de acuerdo: mis amigos y yo, nos hicimos grandes en reductos pequeños alrededor de la Universidad Central. Un poco más allá, en La Belle Epoque, de Bello Monte. Otro tanto más lejos en El Molino preindie, de la Av. Francisco Solano desde donde nunca nos atrevimos a incursionar hacia el sur*. Sabana Grande como agujero negro. Bulevar tragavenados.

No se sabe a ciencia cierta quién abandonó a quién, pero mientras algunos se retiraban, otros lo invadían dejándonos en un limbo confuso a los herederos naturales de una tradición de la que nunca nos hicimos responsables: Sabana Grande como cuna. Bulevar mitificado.

El encargo es ofrecer una visión contemporánea sobre lo que está ocurriendo ahora en esa explanada urbana que va desde Plaza Venezuela a Chacaito y en reversa. No se emocionen, es algo más utilitario que romántico -quién hace qué en el “nuevo” bulevar-. No hay espacio para la nostalgia en lo desconocido.

Prometería contarles pero ya se sabe que soy una incumplida. Eso sí, si pasan por allí y ven a una muchacha con los ojos abiertos como en trance y un tatuaje en la muñeca izquierda, esa soy yo, invítenme un café como se los tomaban los grandes. 

* Excepto por aquella vez en Fenicia de la que nadie quiere acordarse

2 comentarios:

Valentin dijo...

Ya contamos con mas de 100 blogs en nuestra pequeña comunidad de bloggers novatos y no tan novatos , pase y eché un vistazo , es el unico blog que ayuda a otros blogs

Esperamos contar con su blog tambien . Muchas gracias y hasta pronto

DINOBAT dijo...

Te comió Sabana Grande?