jueves, 30 de abril de 2009

Hippies ( y IX)

"Para el otoño de 1967 se calculaba en dos millones el número de adheridos al pensamiento de la negación: “no a la sociedad, no a la automación, no al falso intelectualismo y a las universidades que parecen fábricas, no al american way of life.”* Sin embargo, algo había cambiado. “El tiempo de los God`s finding drugs ha evolucionado. Ha llegado el de los traficantes (…) En las ciudades se acentúa una decadencia brutal que borra hasta el encanto del pasado. Algunos se visten durante el día como hippies y, al caer la noche, vuelven a sus cómodas habitaciones en uno de los buildings nuevos del Golden Gateway Center. Otros vienen sólo para el fin de semana en busca de aventuras y de chicas hippies.” (Lancelot, 1969, p.162)

En forma paralela, Ashbury sufre la invasión comercial “el mundo de la publicidad y los negocios va a apoderarse de esta especie de paraíso. Atraídas por la oportunidad, firmas importantes se han puesto a fabricar sombreros hippies, camisas indias, túnicas hindúes, vasijas mayas y telas psicodélicas. ¡Cualquier cosa! En los music-halls, los teatros y los cinematógrafos no se ven más que revistas y documentales explotando el mito del L.S.D, el Flower Power, los Hippies-children y el amor psicodélico. Al deformar y corromper una aventura que fue una de las más prometedoras de la juventud de postguerra, la sociedad ha tomado su desquite.” (Lancelot. 1969. p.164)"



* Randall, M. (1968) Los hippies, expresión de una crisis. México. Ediciones siglo XXI. p.10

1 comentario:

dudaeterna dijo...

pasando a invitar a la inauguración:
http://laamigademinoviamequieredar.blogspot.com/
por el título se entiende de qué trata el blog, no?
salú! :)