viernes, 25 de enero de 2008

Echar raíces

En nuestro empeño de demolerlo todo, diría Cabrujas, los caraqueños nos llevamos sorpresas que quitan el aliento. Detrás de los puestos de buhoneros en Capitolio, derrumbados hace poco, estaba ésto:



Escombros de los puestos de buhoneros desalojados. Capitolio.


No hay comentarios: