viernes, 14 de diciembre de 2007

Hoy amaneció con una certeza devastadora: si muere mañana, nadie morirá de amor por él.

1 comentario:

La niña del bigote dijo...

Uy dios...
Esto fue un puñal...directo a la memoria...

un beso mi linda...