jueves, 4 de octubre de 2007

Punto y coma

Ahora que aprendimos a separar lo deseable de lo no tanto, ahora que no nos pican los ojos nunca más, ejercitemos las reglas de ortografía, separemos lo importante del resto, así:

Varios vehículos fueron arrastrados por desbordamiento en la Yaguara; un indigente cayó al Guaire

Así es debajo del cinismo. Avísame cuando te vuelva a servir el corazón.

3 comentarios:

Leo Felipe Campos dijo...

Un carro duele más que un mendigo mi negra [ ..."sin que se produjeran víctimas o lesionados, informó el comandante de los Bomberos Metropolitanos, Delio Martínez. Actualmente se está en la búsqueda de un indigente que habría caído al Río Guaire" ].

Que no nos confunda la redacción contradictoria, aquí hay más carros que ropavejeros. Seguimos preocupándonos por las mayorías.

elchamodel114 dijo...

La forma de titular es una belleza.
Nos recuerda que el periodismo debe ser ejercido, ineludiblemente, por gente, cosa que es difícil de conseguir. Ser gente no es fácil, ya vemos.

Además, está otra perlita en ese corto texto:

"...sin que se produjeran víctimas..."

Y, por las dudas, busqué en el diccionario:

víctima.
(Del lat. vĭctima).
1. f. Persona o animal sacrificado o destinado al sacrificio.
2. f. Persona que se expone u ofrece a un grave riesgo en obsequio de otra.
3. f. Persona que padece daño por culpa ajena o por causa fortuita.
4. f. Persona que muere por culpa ajena o por accidente fortuito.
Qué bonito!

Entonces noté que para ser víctima hay que ser persona; requisito con el que, según Globovisión, no cumplen los carros, ni el indigente y, agrego yo, tampoco el redactor de esa nota.

hijo dijo...

dejen el drama... ya apareció el tipo.
se quedó sin pila y sin saldo.
saludos


PD: manda a decir william que más indigentes serán uds.