martes, 3 de julio de 2007

Brevísimo

Respira por la nariz y bota por la boca. Inhala. Sssnnn. Suspira. Inhala. Trágate el aire y el polvo, la sal y la tierra, tu formol, tu ceniza.

Que no quede nada.

Ni piedra sobre piedra. Ni polvo sobre línea, ni hierba bajo humo, ni ojo sobre cuenca.

1 comentario:

Pedro Cordido dijo...

No pude dejar pasar esta entrada de simbolismos y metáforas sin agregar un pequeño detalle... Y me disculpo si son de desamor, pero qué más da, alguien quizá los leerá y, probablemente, le gustará.

Textos de camino (2)
Cuando pensaba que amar era algo sencillo,
algo con sentido práctico,
algo basado en impulsos,
algo que otorga capacidad para sumergirse en mares profundos,
sólo se volvió aire,
sólo se redujo a pasado,
sólo quedó la experiencia y lo vivido,
sólo es agua que intenta fluir por corazones vacíos.

Pensaba que el amor era distinto,
pensaba que la cortesía exigía coraje,
pensaba que el viento nunca se llevaría esto,
pensaba que éramos distintos,
pensaba que Michael Jackson era blanco,
pensaba que la guerra sólo era un mal sueño,
pensaba que dejarte era la ficción más gran que se me había ocurrido
y pensaba… que bebería de tus labios hasta envejecer.

Pedro Cordido
06/12/06