lunes, 4 de junio de 2007

Latonería, pintura y política


José es un tipo simpatiquísimo, agradable y conversador. Es homosexual y me corta el cabello desde hace años, no tanto porque sea una eminencia en peluquería, sino porque trabaja cerca de mi casa, accede a atenderme cuando no tengo cita y me deja robarle las ediciones viejísimas de Gatopardo.

José es chavista y de los duros. Si no hubiera tenido que trabajar el sábado habría ido a la marcha con su camisa roja y su cinturón del orgullo gay. Nunca hemos hablado de farándula, ni de moda, pocas veces de hombres, pero siempre hablamos de política, de Hugo Chávez, su gobierno y su oposición. Con los años he aprendido a dosificar la conversa: nada de temas álgidos cuando me lava el cabello o trabaja con las tijeras, por suerte nunca me estiro las greñas porque a éstas alturas estaría calva de tanto que me gusta buscarle la lengua y llevarle la contraria.

-Este italiano hediondo me tiene harto, todos sus argumentos son de escuálidos -me dice José en el lavacabezas, refiriéndose al nuevo peluquero que asegura no estar ni con Dios ni con el diablo, pero nadie le cree.

José se metía con el italiano mientras me comentaba, por ejemplo, que si Chávez no hubiera llegado al poder estaríamos tan hipotecados como Argentina, “que es mitad de Estados Unidos y mitad de Venezuela.”
-Yo sólo espero que nos toque la parte que incluye Buenos Aires -le contesté. No le causó risa.

En eso estuvimos casi toda la tarde, con VTV acallando la música tecno que andaba de voz baja entre el sopor de secadores, vaporizadores, planchas y gorros térmicos. El italiano decía “A” y José me respondía “B” en la pata de la oreja “no vaya a ser que se te ocurra darle la razón al marica anacrónico ese.”

Al final fue una jornada exitosa, le seguimos el pulso a la marcha y al menos los dos peluqueros no terminaron esmoñándose. Esos encuentros que las mujeres tenemos mínimo una vez al mes con nuestro “estilista” de confianza para hacernos de todo más algo y ponernos al día con los chismes y las recomendaciones de Cosmopolitan, también sirven para drenar y recomponer. A mi me han servido como ejercicio de tolerancia en muchos sentidos, una suerte de taller “open mind” multifuncional, de lo contrario me hubiera caído para atrás con esta perla: “yo te voy a decir algo, muy escuálido, muy sifrino, muy golpista y todo lo que quieran, pero ese Goicochea está de un chévere...”

15 comentarios:

enigmas exPRESS / Gandica dijo...

En verdad que me ha gustado mucho el enfoque tan original de éste post.

No sé si lo habrás aderezado adrede. El humor es un excelente mecanismo de distensión en determinados momentos. Y es muy válido tomar elementos diarios y ponerles ese toque de nuez moscada. (Nuez Moscada mata síndrome de Lennon, supongo)

Gran saludo (Tu cartas muy equilibradas y certeras y muy recomendadas en los comentarios de mi blog por la amiga invisible Kira)

Muvimeiquer dijo...

Buena idea... con el pana que me corta el cabello sólo hablamos de fútbol y de lo reseco que tengo el cabello (creo que esta última no es cierto, sólo lo hace para cobrarme los hidratantes). A ver si la semana que viene me descargo en lo que a materia política se refiere mientras me desgrafila, jeje...

Besos!!!

flequillo dijo...

Excelente, Nina!

Ese estilista debe ser un bonche... tienes que darme el teléfono.

Jajaja!


Besos!

Anónimo dijo...

...no tanto porque sea una eminencia en peluquería...
...por suerte nunca me estiro las greñas porque a éstas alturas estaría calva de tanto que me gusta buscarle la lengua y llevarle la contraria.
...No le causó risa.
...“no vaya a ser que se te ocurra darle la razón al marica anacrónico ese.”
...A mi me han servido como ejercicio de tolerancia en muchos sentidos...

Que haces que no lo cambias? t puede costar una caminadita o 900Bs. Y cuando no toleras a alguien, aprendes a tolerarlo?

Anónimo dijo...

Una opinión muy personal, tus post estan aprendiendo a dejar de ser objetivos poco a poco, están como perdiendo su canal. Epero que no sea total por lo menos, para seguir interesado en leerlos.

Cuidate.


Besos!

Jho Jho dijo...

Asi se hace, no por ser alguien de tal pensamiento excluirlo y por ende odiarlo. Unidos podemos estar, la condicion politica es solo eso, una condicion.

Espero ver una foto de tu cabello :)

Nina dijo...

Enigma: no hubo aderezo alguno, él es todo un personaje hecho de nuez moscada y estoy totalmente de acuerdo contigo, el humor golpea fuerte a los poderosos. Saludos.

Muvi: dile NO a la manipulación consumista y al degrafilado jejejeje.

Anónimo 9:20: Ríete Félix Gonzalito (suspiro de nostalgia) y la tolerancia no se aprende pero se practica en la convivencia.

Anónimo 9:34: mmm…respeto tu opinión pero te explico, una de las cosas que más me gusta de tener un blog es que puedo escribir sobre lo que quiera, como quiera y cuando quiera sin la menor obligación de ser objetiva, a menos que así lo desee. Además, mis post pueden cambiar de canal cuando me de la gana sin siquiera poner luz de cruce, siempre y cuando me asegure de no atropellar a nadie (¿no se trata de eso la ética? Son las responsabilidades derivadas de la libertad de expresión consagradas constitucionalmente)
Siento mucho respeto por la gente de la que escribo (sea real o imaginaria, por aquello de los prejuicios) y por la gente que viene a leer, pero no hay nada más democrático que un clic. Fíjate, en la esquina superior derecha hay una X, cuando disminuya tu interés la pulsas y listo. Cuando quieras volver, siempre serás bienvenido.
Como no te conozco, ni siquiera firmas, nada de besos para ti.

Jho jho: una melena de rulos otrora castaños, debo la foto.

Saludos...

alex dijo...

Con todo respeto.No creo que la objetividad exista.Eso es estar más allá del bien y el mal, como dijo el filósofo alemán, o de lo humano y lo divino. Es más ético ser menos opacos con respecto a desde donde pensamos o escribimos, en vez de manipular escribiendo como si somos razonables, equilibrados y amparándonos en el escudo de una tolerancia que no pasa de ser un ejercicio anaeróbico mandibular del cual depende la belleza estética. Lo otro; la palabra "tolerancia" suena a; "no soporto a los negros, pero qué cosa, los tengo que tolerar y conozco uno buena gente,tengo uno que es mi amigo, hago el efuercito pues, el ejercicito, todo sea por la belleza y la tolerancia ante todo, por supuesto", la paz, la reconciliación nacional o cualquier otra excusa".Así con los "peluqueros", los chavistas, los anti chávez, los (as)viejos (as), los (as) y feas, los (as) gordos (as), los monos, marginales etc. La cosa de estar polarizado y tratar de esconderlo es burda de difícil, pues comienzan a emerger lo que llaman contradicciones de vida o el mostruo que llevamos por dentro.

Anónimo dijo...

Ríete Félix Gonzalito, tal vez si el chiste hubiese sido algo más reciente pensaría que fue por rctv, pero por lo viejo que fue me imagino que pensaste en tu infancia o lo que fue ese canal hace tanto tiempo.

Me gustaba imaginarme que la objetividad eres una de tus virtudes no algo que lo tomas o lo dejas, sabes, por lo que eres. Mira que por gente sin principios fue que no le renovaron la concesion a rctv. Asi que espero que agarres tu canal, no se si es el derecho o el izquierdo.

Y espero que cuando le de a la x no te importe y no haya arrepentimiento.

Ah! y no tengo porque firmar, siempre te digo quien soy.

Nina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nina dijo...

ALEX: De nuevo diste en varios clavos. Lo de la objetividad no tiene discusión, primera clase de periodismo, habrá que explicárselo al anónimo en otras oportunidades.
En cuanto a lo segundo: Hubiera quedado mucho más bonito hablar de aceptación que de tolerancia, mucho más bonito sí, pero para nada honesto. Tengo prejuicios, burda, y no me enorgullece. Para ti quizá yo escriba con la intención de pasar por “razonable, equilibrada y tolerante” y ¿sabes qué? con toda honestidad y respeto (por favor no lo confundas con cinismo): es muy probable que tengas razón. Hay una enorme posibilidad de que yo no sea ni la mitad de lo que muestro en mis textos, quizá Nina sea una idealizacón de mi misma, una representación simbólica ajustada a conveniencia. Puede que yo sea mejor, peor o exactamente igual en “persona”, no me compete evaluarlo. Quizá esto les pasa a todos o sólo a mí, no lo sé. Lo que sí estoy segura es que cada quién batalla contra sus propios monstruos (contra sus prejuicios, por ejemplo). La gente trata de conciliar sus contradicciones internas para poder dormir, algunos con más o menos suerte. Y, los que estamos interesados en hacerlo, huimos de la polarización aunque en el ínterin se nos vean las costuras. Pero eso sí, yo ni de vaina azuzo los monstruos ajenos. Ahora, que aún no haya demarcado desde dónde pienso o escribo puede que me vuelva opaca, difusa, disoluble pero nunca menos ética.

A los quince era toda hormonas, a los veinte soy toda dudas ¿Qué querés que te diga?
Saludos y Gracias.

Anónimo:
Hubiera preferido no saber quién eres porque me diste hasta con el tobo: tolerancia, objetividad, virtudes, principios… bestia…
Te regalo tu nombre, tu beso, la X de la esquina superior, el canal derecho y el antiguo canal 2. Quédate con todo, pero dame la factura que me la está pidiendo el seguro. Para la próxima avisas, hablamos en persona y nos tomamos cariño con varios cafés. Imposible no quererte a pesar de ti.

Guachafitera dijo...

Hablando "objetivamente":
No sólo la lectura del post sino hasta las discusiones que derivan son sabrosas.

Un abrazo

alex dijo...

Uyyy ahora que dices respeto...Eso es! Creo que la palabra es respeto. No tolerancia. Y ahora que se que andas por los 20`s, y sin intención de faltarte el respeto,soy capaz de invitarte uno o varios cafés...O los que de la conversa

LuisCarlos dijo...

Te regalo esta frase para blogs: "subjetivo pero honrado".

No sé a quién se le ocurre venir a hablar de objetividad a estas alturas del partido. {seguro el anacrónico lee tu blog}
Cotidianidad y detalles.
Sobre la tolerancia hay todo un rollo para hablar, pero no ahora, no aquí.

Heison Alejandro dijo...

Bueno, ya que todos tienen tantas cosas objetivas y subjetivas que aportar, creo que en general los blogs están llenando ese espacio vacío del debate... será que los chamos se fueron de la ASAMBLEA NACIONAL para debatir vía MSN o por Blogs??... es cosa de ser pensada, quizá la tecnología nos está dejando en espacios de confort mientras nos arrebata espacios más cotidianos. No sé, es sólo un comentario de esos que Eco llamaría apocalípticos por la aversión a los mass media. Si hay algo de ironía o absurdo en mis palabras, la culpa no es de la vaca, sino del acetaminfén que me tomé hace rato por la gripe.