jueves, 21 de junio de 2007

A falta de post… meme


Respondiendo ésto recordé un montón de cosas bonitas. Mil gracias, Mari, Muvi y Chamín del 114, lo disfruté un mundo...


  1. ¿Cuáles son los olores y sabores que te recuerdan la infancia?

El olor del café recién colado con el que me desperté toda la vida. La leche en polvo con azúcar, el batido de malta con ojo de res, las vitaminas líquidas que venían en frasquitos diminutos, el pollo frito que cocinaba mi mamá y el pan dulce con mantequilla mojado en café con leche.


2. ¿Cuál es el personaje de alguna historia, novela, cuento o película que te hubiese gustado ser?

Wendy, de Peter Pan.


3. ¿Si fueses mascota ¿cuál escogerías y cómo te gustaría que te trataran?

Sería como mi morrocoya Democracia que vive sola en el patio de la casa, rodeada de tierra, sin molestar ni que la molesten, sino cuando es necesario.


4. Alguna maña o manía que conservas aún después de grande.

De chiquita solía jugar sola y en silencio, todo pasaba en mi cabeza, aún puedo estar callada y ausente muchísimo tiempo sin sentirme rara.

Pellizco a la gente cuando decimos la misma palabra o cuando veo a un pelirrojo.

No paso por las alcantarillas


5. Si volvieras a la adolescencia ¿qué aspecto de tu vida te hubiese gustado cambiar?

El inicio de mi maldición de los 14 de febrero.


6. ¿Cómo imaginabas tu vida cuando eras niño?

Como bailarina de coreografías.


7. ¿Alguna vez se te ha escapado algún sueño?, si son muchos ¿Cuál te hubiese gustado atrapar?

Sueño como loca, pero los que quiero atrapar no los cuento para que se me cumplan…


8. ¿Cómo te gustaría que te recordaran tus hijos?

Como mis hermanas y yo recordamos a mi mamá.


Me gustaría leer las respuestas de Romana y Guachafitera



12 comentarios:

LuisCarlos dijo...

Ser bailarina de ortografías es hasta más hermoso

flequillo dijo...

...Me gustaría saber (así de chismosa y todo) de qué se trata la maldición de los 14 de frebrero... (¿no tiene que ver con el San Mierdín de la niña del bigote?)

Lo de coreógrafa también lo comparto jajaja (qué locura!)



Besos!!

*.+.*Mari*.+.* dijo...

Batido de malta con ojo de res? =O creo que eso me impresionó...
Qué linda que respondiste =)
Besos!

d-mat dijo...

http://d-mat.blogspot.com/

Acuario Escritor dijo...

Sabía que drías Wendy de Peter Pan ;)
(ya hice el mío)
(l)

Anónimo dijo...

http://discursodeloeste.blogspot.com/2007/06/autopsia-del-periodismo-venezolano.html

Asiste si puedes. Abrazos. Leo Felipe.

Heison Alejandro dijo...

uuuuuuff..que evocador es todo.... se me ocurren mil minicuentos, pero respetaré el derecho a la propiedad intelectual...jeje..éxitos.

Oscar dijo...

la morrocoya democracia...me gusto tanto el nombre que no lei nada mas a partir de alli.

Nina dijo...

Luis, faltará leerme un texto con sabor a flow regguetonero jejejeje.

Flequi, la maldición la dejaré para un post completo, ojalá fueran distintos pero esos días siempre siempre siempre pasa algo terrible.

Mari, de chiquita era exageradamente flaca y mi madre me daba cualquier cosa que sonara a proteínas, no era ni tan malo si supieras...

D-mat, escribe

Acuario, previsible pero adorable es la cosa no? Besos!

Heison, en estos días me hablaron de la "izquierda de autor", haz uso de ella y deja el vínculo a la raíz. Abajo el plagio. ¡¡Arriba la democratización del conocimiento, los días feriados, los besos al amanecer, la reducción del IVA y la Vinotinto!!

Oscar, es que en esta casa aprendemos a leer con la sección de política :S

Saludos a todos, me alegra estar de vuelta...

Guachafitera dijo...

De puntillas veía como la masa morena se abombaba y se teñía de marrón mientras se ensanchaba plácida en el caldero lleno de aceite. Se me hacía agua la boca pensando en el queso rallado que se derretiría al contacto con los maravillosos paracaídas que cocinaba mi abuela con sabor a anís. Aún hoy disfruto de mezclas insólitas para algunos y no hay italiano que me mire con asombro ante el gusto con el que me como un plato de caraotas con azúcar. La cocina de mi abuela es el único aspecto que hubiera lamentado no disfrutar si realmente me hubiera decidido vivir sin tocar el suelo como el barón rampante de Italo Calvino. Por eso a veces envidio la arrogancia de los gatos que sin sombra de temores ni dudas se lanzan árbol arriba y con un salto elástico caen siempre de pie. Sin ser gato ni barón rampante no le cambiaría ni una sola coma a mi pasado. Tal vez sólo la miopía de aquellos años en los que nos creemos indestructibles, porque al fin y al cabo cuando de pequeños nos proyectamos en el futuro nada es imposible. Los sueños se escapan al segundo mientras la centella de la razón te deja los restos de ideas tamizadas flotando en el subconsciente. Cuando afloren serás la primera en saber. La red más eficaz para evitar que se nos escapen son los sueños nocturnos y así quisiera que mis hijos me recordaran, en sueños.

Disculpa el retraso.

Un abrazo

Nina dijo...

Hermosísimo!! Gracias, sobre todo por la mención a los sueños. Mis mejores días empiezan cuando sueño con mi mamá.
Tu texto me huele a Caracas en domingo y las torrejas bañadas de azúcar me hacen llorar el cielo de la boca.

Gracias!!

Zagaconzeta dijo...

Guauu me fascino la foto e igual me encanto leerte, es como si fuera un libro de paginas amarillas con letras que saltan como pequeñas arañas disparejas. Me gusto en verdad que si. jaja (me puse feliz)Graicas jeje.. Te cuidas y buena vibra**

Interesante lo de las maldiciones de el 14 de febrero y lo de los recuerdos de la infancia fue lo mas genial.,,,

DIOS BENDIGA A LOS GUSANOS :)