martes, 29 de mayo de 2007

Conclusiones de una concentración



Luego de 4 horas de concentración con los estudiantes, y de mí respectivo regaño “por haberme metido a política y no a periodista en esas marchas que no conducen a nada”, estas son mis conclusiones:

1.- Los estudiantes estamos más desorganizados y desarticulados de lo que pensaba. Y así es muy fácil dejarnos manipular. De hecho anda corriendo un mensajito de texto: “Los estudiantes llaman a paro nacional.” Querrán decir que “alguien” llama a paro nacional y firma en nombre de los estudiantes. Malo, malo.

2.- Hoy me quedé loca. Muchísimos de los estudiantes tenían máscaras antigás. ¡Como los pacos! Si los tirapiedras de los años 70 y 80 hubieran estado tan bien equipados, hubiéramos tenido una mejor cuarta república y quién sabe si hasta un gobierno de izquierda más temprano.

3.- Si esta generación de estudiantes tuviéramos la mitad de las agallas y de la convicción de esa generación, otros gallos cantarían. Ahí si le digo a Hugo que nos preste atención porque “los estudiantes tenemos con qué.” Pero nos faltan argumentos en qué creer. Verdades a las que asirnos. Parece triste pero nos falta incluso academia, o sentido común, para diferenciar términos, para repasar la historia, para debatir, para crear consignas y propuestas.

4.- Los guarimberos, que no faltan, llegan cuando va a oscurecer y los verdaderos estudiantes están en sus casas. Pero tampoco faltan los dispuestos a gritar: “No a la violencia” a sus mismos compañeros de protesta. En ellos, en nosotros, mis esperanzas por el movimiento estudiantíl.

La foto es del Muvimeiquer más en www.flickr.com/photos/muvimeiquer


13 comentarios:

Anónimo dijo...

y tenías que perder tus cuatro horas para darte cuenta? por eso es que me molestas, por pendeja.

juan andrés dijo...

Nina, con todo respeto permíteme agregar otra conclusión: no son un movimiento estudiantil. Son una masa de estudiantes,sin argumentos, que confunden la libertad de expresión con la de manipulación y enajenación. Defendiendo los intereses patronales en vez de la de los trabajadores y obreros que, aunque no sean muchos, quedarán fuera de CORAVEN. Es contradictorio estar en la calle sin ninguna reivindicación que defender. Eso no es un movimiento estudiantil.El fin último es el mismo: Chávez vete ya!. Y los medios nos han reforzado nuestra arrogancia de clase media y nos creemos el cuento de que lo que opina el resto del país no importa, porque los seres pensantes somos nosotros. Con argumentos como; "si mis amistades lo dicen es porque el repudio es nacional" y además: "lo dijeron en la tele" ( o sea el canal que vemos)y "lo leí en el periódico" (el periódico que leemos), menospreciamos o minimizamos a la gran mayoría del país.Para mí como padre estos son momentos de reflexión y autocrítica profunda.Mi chamo que estuvo, como tú, en una de esas concentraciones es tan superficial en sus análisis como calquiera de los que pude ver en la tele. De eso me di cuenta hoy.El acudió a una concentación porque un pana le mandó un mensaje que venía rodando entre los celulares de la masa estudiantil. Sin embargo, el va por los panas. No sabe disernir entre una reivindicación colectiva y los dueños de los contenidos de los medios. El ni siquiera veía RCTV.NO creo que la extrañe.Pero fue a formar parte de esa masa amorfa, sin sentido, sin argumento y sin sujeto de reivindicación.Esto es frustrante para mí como padre. Claro; eso es mi problema. Gracias por abrir este espacio de opinión.

Muvimeiquer dijo...

Nina, para más fotos de la concentración pueden dirigirse a www.flickr.com/photos/muvimeiquer. Allí verás(n) una fotografía de un chamo ataviado con una máscara antigas. A ese mismo personaje (que tenía la chemise del colegio amarrada en la cintura) le pregunté que de dónde la había sacado. El simplemente me respondió: "mi vieja me compró una a mi y otra a mi hermano". Yo le volví a insistir: "¿Y tu mamá?". Respuesta: "No, a ella no le gusta marchar".

Quizás eso afirma un poco el estúpido afán de algunos por ser carne de cañón.

Por otra parte, anónimo, un poquito de respeto, vale. Ahí es donde empieza todo. Desde que perdimos el respeto es que el orbe está vuelto un asco. Punto.

Por último, señor Juan Andrés, apoyo mucho sus palabras, siendo yo uno de esos jóvenes que también fue a la concentración. Yo estoy esperando mi acto de grado en la universidad, es decir, prácticamente ya no soy un estudiante; trabajo desde los dieciocho años ocho horas diarias o más; y pasé cinco años de mi vida en las aulas de la universidad donde me enseñaron que (a groso modo) la información y la libertad de expresión son principios básicos con los que vivimos. Pero nadie nos dijo en la Escuela de Comunicación que abajo de ese reglamento o ese axioma, por así decirlo, existían unas letras chiquitas que decían "ADVERTENCIA: esto aplica hasta que cualquier presidente con infulas de dictador comience a cerrar medios de comunicación". De haber sabido esto simplemente mandaba los libros a la basura y pasaba mi carrera como algunos ignorantes que laboran en el mass media criollo.

Por eso me duele. Me duele la comunicación ausente. Me duele los silencios periodísticos. Me duele que no podamos hacer nada. Ni siquiera con estas concentraciones. Así como me duele ver a jóvenes de universidades y colegios; rayad@s con las siglas de su alma mater y la carrera que cursan tomando cerveza, fumando marihuana y buceando y acosando verbalmente a cuantas niñas con la camisa mojada por la lluvia pasaban frente a sus ojos.

Me duele que algunos digan "ojalá mañana haya marcha para no tener el examen de tal materia"; o que le digan guevón o hijo de puta a fulanito o zutanito.

Sé que la juventud es rebelde, en su mayoría sin causa, pero no es la forma. No es la manera. No son los ideales correctos, y que mucho menos convencen a un gobierno que ha vivido éstas generaciones y nos lleva una morena en cuanto a balas y persecuciones.

Hasta que esa "rebeldía" originada por el "paveo" no se diriga a un cauce de verdadero ideal, aquí no se va a lograr nada.

(Nina, disculpa lo largo del comentario)

Kira dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kira dijo...

No, Nina, que va. Los estudiantes siempre han sido así. Yo lo fui, participé en marchas tuve compañeros más cabeza caliente que otros para dar con la cara al suelo de la realidad de tener compañeros muertos o heridos de gravedad por tirar piedras en Pza Venezuela o las Tres Gracias. Creo que tienen la ventaja, paradójicamente, de estar en un país confrontado y poder ver las dos caras de la moneda parados desde el canto. Más bien las últimas demostraciones me hacen tener fe que el nuevo liderazgo se está formando de forma correcta sin los lastres del pasado que afectaron tanto a mi generación y la precedente. Por supuesto hay uno que otro caído de la mata pero ceo que pueden estar más claros en lo que quieren y lo que no y ver la situación del país de forma más pragmática.
Un abrazo.

LuisCarlos dijo...

El aprendizaje entre tu post anterior y este es que también la antipolítica tiene sus riesgos enormes.
Apoyé como siempre lo haré que pitaran a william ojeda (que ni mayúsculas merece) o al camioncito de PJ o a López... pero a la vez ese desprecio por lo político deja el camino libre y los espacios abonaditos para que sean tomados por otras personas.
Así como la desbancada opositora en la Asamblea tiene este inmenso costo político, intentar una constituyente universitaria o algún cambio a lo interno de las casas de estudio, con estudiantes que odian las votaciones y no se vinculan con los gerentes, produce ese desencanto con el que topas en el punto 3.

Leo Felipe Campos dijo...

Me cuesta alabar a alguien que no conozco, Nina. Y no sé con exactitud qué es "el movimiento estudiantil". Pero si va con algunos como tú a la cabeza, estará mejor de lo que se ve en la calle. Ni hablar de la pantalla.

Un abrazo.

JuliaCaesaris dijo...

Nina:

Me siento orgullosa de mi conciencia de clase, me siento orgullosa de hacer muchas de las cosas que los señores que dicen mandar porque el pueblo así lo quiere (vale para todos), me siento orgullosa de no ponerme una camisa roja o un lacito negro para buscar aprobación.

No defiendo a CORAVEN, RCTV, 1BC, etc, etc...No me dejó muy buen sabor mi ultimo almuerzo con Eladio, Marcel y Peter Bottome.
A mi mejor amiga, la que más influyó en mi pensamiento y en la necesidad de investigar al punto del nihilismo jamás le pagaron lo suficiente allí para dejar de depender de sus padres.

Juan Andrés perdoname, no creo que la salida sea Chávez vete ya, el puede irse o quedarse a cumplir el lapso constitucional para el cual fue electo, el problema es hasta donde el quiere estirar la liga de nuestros derechos, y `por supuesto hasta donde el Estado cree que puede pensar o decidir por nosotros.

Hugo Chávez, es un personaje dentro de la historia político militar de Venezuela, con una importancia innegable, pero hasta ahora todas sus ideas prestadas de libros pasados de moda son, a decir lo menos, inaplicables en el mundo moderno.

Cambió el factor de conexión de la exclusión; el económico por el político, hace pocos días alguien que suponía yo era el totem de la dignidad, nos confesó a Nina y a mí que no aguanto la presión.

¿Cuál libertad es esa en la que tienes que ponerte de un bando para que tengas derechos?

Los efectos de la Revolución Francesa aún están en estudio...y finalmente la guillotina en cualquiera de sus formas...Aún me fastidia.

Nina, sé que esto no es un comentario sino un post..Disculpa!

IMAGINA dijo...

Gracias a Dios que estos estudiantes que marchan HOY no son como aquellos de los años 70 que andaban encapuchados. Estos andan dando la cara. Y sí hay dirigentes estudiantiles y muy bueno

IMAGINA dijo...

Gracias a Dios que estos estudiantes que marchan HOY no son como aquellos de los años 70 que andaban encapuchados. Estos andan dando la cara. Y sí hay dirigentes estudiantiles y muy bueno

juan andres dijo...

Uuuyyy yo fui estudiante y dirigente estudiantil en los años 70 y los encapuchados eran los mismos que ahora mandan mensajitos masivos que desdibujan la identidad e invitan a una lucha sin sujeto de reinvindicación:los de bandera rota y los adecos, es decir la militancia política, quizá hoy debamos sumar a otros nuevos partidos. Hoy no hay capucha gracias a la tecnología o viceversa. Pero ustedes al final no saben quién es el autor de los mensajes.Los encapuchados, a los que se refiere IMAGINA,son una estigmatización mediática del movimiento estudiantil de los 70´s. En nuestra época era prácticamente imposible que los estudiantes tuviéramos una rueda de prensa como la que se dio hoy en la USB.La cobertura mediática se limitaba a los encapuchados.El movimiento estudiantil simplemente era excluido de los medios.La diferencia es que para nuestro tiempo, antes de emprender acciones de calle redactábamos un documento argumentando el objetivo de nuestra protesta (consultábamos al movimiento estudiantil, porque verdaderamente había un movimiento, no una masa amorfa) y pedíamos los permisos correspondientes para ocupar las calles y no atentar con el derecho de los demás o del que no estaba con nuestra protesta.Estábamos más organizados y éramos menos segregacionistas y polarizados; cualquier colectivo indistintamente de su clase social, manera de vestir o apariencia era motivo de reivindicaciones. Con todo y eso bastante peinillazos, perdigones y bombas lacrimógenas recibimos. Hoy el "movimiento estudiantil" que protesta es más homogéneo en cuanto a clase social,apariencia valores, etc. Mi esperanza está sembrada en que esta masa amorfa de verdad se convierta en un movimiento estudiantil plural, diverso, heterogéneo que luche por el bienestar colectivo y no por el de los dueños de los medios. Nina, recibe nuevamente mi cordial saludo. A través de tu blog comienzo a entender cada día más a mi hijo, uno nunca sabe donde está el aprendizaje. Se lo topa por ahí sin saberlo eso es lo tracendental de las contradiciiones humanas.

juan andrés dijo...

Nina, no quiero pensar que está atentando contra la libertad de expresión: me acabo de percatar que hay un comentario suprimido al la 7 y 21..Comienzo a temblar, jejeje

Nina dijo...

Tengo la impresión de que muchos de estos comentarios fueron respondidos en los post siguientes que fueron nutridos de una u otra forma por ustedes.
Lo más interesante, a mi modo de ver, es esa diferencia generacional en las formas de manifestación que no debe ser entendida como una debilidad o una fuerza del movimiento actual, sino simplemente como un complemento, un ingrediente de base, un aprendizaje histórico.

A Julia, como escribió un post le debo su respuesta en otro. Amiga, fue una semana difícil para todos y entramos en una fase de verborrea incontenible. Se te quiere un mundo.

Sr. Juan Manuel: ese comentario fue suprimido por su mismo autor. Nada tuve yo que ver.

Saludos a todos y, nuevamente, ¡¡gracias!!