jueves, 31 de mayo de 2007

Carta a la dirigencia estudiantíl (I)

Que acertada rueda de prensa. Casi desmontaron todos los argumentos que tambaleaban los nuestros. ¿Momentos cumbres?

-"El gobernador del Zulia (los políticos tradicionales) tiene su agenda, los estudiantes tenemos la nuestra."

-El aplauso a la periodista de TEVes, porque hay pocas cosa peores que el comportamiento fascista. que tanto ha caracterizado a esta oposición.

Ahora bien, varias consideraciones desde esta humilde esquina de la web:

Mis razones para protestar y en las que me gustaría verme reflejada:

-La separación e independencia de los poderes públicos para garantizar la desconcentración del poder en el Ejecutivo Nacional.

-Que seamos iguales ante la ley. Las últimas decisiones del TSJ (y muchas otras en casos distintos) demuestran un manejo discrecional de la justicia absolutamente pernicioso y por demás vergonzoso.

-La verdadera democratización del espectro radioeléctrico con señales independientes del gobierno y de grupos económicos con turbias intenciones.

-El libre pensamiento y la posibilidad de expresarlo, punto de honor que ni el gobierno, RCTV o el resto de los medios han respetado jamás, porque el Presidente acusa de imperialista a todo lo que le huela a disidencia, aun cuando muchos de nosotros también marchamos contra el imperio y la guerra en Irak, y en Globovisión no se puede decir que te salvaron la vida en Barrio Adentro.

-Protesto contra todo abuso de poder, venga del Estado, de los medios, de las empresas privadas o de cualquier otro actor de nuestra sociedad.

-La regularización de los métodos de disuasión de manifestaciones públicas utilizados por los órganos de seguridad del estado encargados de garantizar el orden público. ¿Cómo es posible que después de tantos estudiantes muertos a lo largo de nuestra historia se sigan utilizando métodos represivos de ese calibre?

-Parece inverosímil, pero aquí voy: Exigir a los medios de comunicación, públicos y privados y a sus trabajadores, criterios mínimos de ética profesional en el ejercicio del periodismo y el entretenimiento. Es decir, que hagan bien su trabajo y que cumplan la ley en función de nuestro derecho como ciudadanos a estar bien informados. Tal como lo expresaron, la apertura a TODAS las tendencias del pensamiento plural que abundan en el país.

-La invitación a incorporarse al movimiento estudiantil a todos los estudiantes que no pertenezcan a la mal llamada “educación formal” y estén en sintonía con las propuestas, con la garantía de que serán escuchados y acogidos sin distingos. (léase estudiantes de Medicina Comunitaria y distintas Misiones de corte educativo que ha impulsado el Gobierno Nacional)


Sigue

3 comentarios:

flequillo dijo...

Yo agrego:


...el respeto a la propiedad privada...

Anónimo dijo...

El compañero(a) “flequillo” tiene toda la razón del mundo, como van salir los “estudiantes” con “sus pensamientos” a trancar las calles quemando caucho, cuando deberían saber que eso daña NUESTROS asfalto; como van a romper NUESTRAS aceras para poder tener piedra que lanzar; como van a irse a los principales ministerios y organizaciones del estado a destrozar las fachadas, quemar carros, lanzar bombas molotov entre otras cosas, cuando ellos deberían saber que eso es del Estado (NUESTRO) no del gobierno.

Entonces pienso que es bueno que se defienda la “propiedad privada”, pero esta sociedad tiene sus pensamientos tan mal ubicados que prefieren eso de tal forma que no les importa destrozar lo público, no les importa lo nuestro.

Y en estos días he podido concluir que los estudiantes tienen sus principios tan claros que no se les debería seguir tratando como unos manipulados, no ves que ellos también tomaron las calles cuando cerraron VTV y Catia TV.

El jalabolismo también tiene un límite y lo nuestro esta primero, tengo otros consejos, pero se le va a hacer más difícil asimilarlo.

Nina dijo...

Ambos están hablando del respeto, a la propiedad privada y a la pública, pero respeto al fin. Anónimo(a) estoy segura que a la Flequillo no le costaría asimilar ningún argumento. después de todo amb@s están hablando de lo mismo.